EMOLIENTERO ARROLLADO FALLECIÓ LUEGO DE UNA PENOSA AGONÍA

Noticias Locales

Chofer fue enviado a prisión:

emolientero

Javier Orihuela murió tras lenta agonía.

Lamentable. Hondo dolor ha causado en la familia Orihuela Ticona el fallecimiento de Javier, el joven emolientero del óvalo La Familia, en el distrito de Nuevo Chimbote, que hace cinco días fue atropellado por un vehículo conducido por una persona en estado de ebriedad.

Desde esa fecha Javier Orihuela quedó gravemente herido y fue atendido por médicos en el Hospital Regional que a pesar de los esfuerzos por salvarle la vida no lo lograron.

Su deceso se registró al mediodía de ayer en el área de trauma shock del nosocomio sureño hasta donde llegaron sus familiares para retirar el cuerpo.

La muerte del joven emolientero ha consternado a gran parte del distrito de Nuevo Chimbote que lo conocía por haber frecuentado su puesto de venta de emolientes ubicado a un costado del óvalo y La Familia.

El pesar también es en el colegio Pedro Pablo Atusparia donde cursó sus estudios escolares, en el Senati donde estudió refrigeración y también en la comunidad de coleccionistas de billetes y monedas de la ciudad que era su predilección.

Sus familiares y más cercanos amigos lo recuerdan como un padre muy dedicado, responsable y amoroso con sus tres hijos por quienes trabajaba denodadamente por darle un bienestar apropiado.

Los restos de Javier Orihuela son velados en el lote tres de la manzana A del asentamiento humano Villa Mercedes, Nuevo Chimbote, nos informó su hermano Fredy, periodista deportivo de Chimbote.

De otro lado, Ángel Pérez Quiñones, el chofer del auto colectivo de la empresa Las Palmeras que lo atropelló deberá pasar nueve meses preso en el penal por orden judicial. En este periodo la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Nuevo Chimbote realizará la investigación del caso.

Facebook Oficial

Facebook Oficial