PIDEN AYUDA PARA CONSEGUIR RETORNO DE CHIMBOTANO DEPORTADO DE EE.UU

Noticias Locales

Su familia se encuentra allá:

• Walter Gozszer Sing vivió 30 años en Estados Unidos aunque en condición de ilegal.
• Pese a los años trabajando allá, las autoridaddes lo deportaron en marzo y su familia clama por su retorno

gozzer

Walter Gozzer se fue a Estados Unidos a trabajar.

El chimbotano Walter Ronnie Gozzer Sing, fue deportado a Perú después de vivir en Estados Unidos más de 30 años. Su esposa, la salvadoreña Lili Montalván con sus hijos Ronnie y Roxana Gozzer, ésta última de 5 años, en su casa de Fort Lauderdale, piden una oportunidad para que regrese.

Walter Gozzer Sing, integrante de una de las familias más antiguas de Chimbote y ex alumno del Colegio Inmaculada de la Merced, fue detenido por las autoridades de inmigración en febrero y deportado un mes después a Perú.

Gozzer entró a Estados Unidos en 1988 con una visa de turismo que pronto se le venció y desde entonces ha vivido indocumentado. En el año 2000, según declaraciones de las autoridades de inmigración, un juez le ordenó irse del país de forma voluntaria pero nunca lo hizo y se mantuvo en el país de forma ilegal.

SUEÑO AMERICANO

Cuando Walter Gozzer se graduó de la escuela en Chimbote, sus padres lo enviaron a la universidad en México, pero a la mitad de la carrera ya no podían financiarle sus estudios. En vez de regresar a Perú, Gozzer solicitó una visa de turista de Estados Unidos. LLegó en 1988, pero su estancia legal venció poco después.

Desde que llegó, pese a no tener permiso para trabajar, Gozzer se dedicó a la construcción para sobrevivir. Fue él quien hace 18 años diseñó y construyó la casa en la que ahora vive su familia en Fort Lauderdale. Walter Gozzer fue deportado a Perú el 21 de marzo después de vivir en Estados Unidos más de 30 años.

En el 2014, el chimbotano Walter Gozzer Sing, tratando de legalizar su situación, solicitó un permiso de trabajo, que le rechazaron. Aproximadamente en esa misma época, la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) lo empezó a citar en sus oficinas en Miramar para chequeos de vez en cuando.

Ahora su esposa Lili Montalván, con la ayuda de activistas de United We Care, ha hablado con funcionarios para tratar de reabrir el caso de su marido. Lanzaron una petición para traerlo de regreso y abrieron una cuenta en Go Fund Me para recaudar fondos y ayudar a la familia.

Facebook Oficial

Facebook Oficial