ACTUALIDAD Y POLÍTICA... ACTUALIDAD Y POLÍTICA...

Política

SUBASTADOR

Los dirigentes agrarios no ven con buenos ojos lo que viene haciendo el Gobernador Juan Carlos Morillo con respecto al proyecto especial Chinecas, menos aun que ni siquiera se haya molestado en pedir la opinión de los gremios agrarios que conocen este tema al derecho y al revés. Y es que son conscientes que van a manejar “200 palos” para continuar el canal principal que se quedó en Nepeña y llegue hasta Casma, cuando primero hay que preocuparse de las reservas de agua para que, efectivamente pueda llegar el líquido elemento hasta esa provincia. Pero lo que más les ha molestado a los agrarios es que el Gobernador haya instalado por fin el Directorio y haya nombrado como gerente a un funcionario del propio Proyecto Chinecas, un elemento que para ellos está contaminado de todas las mañoserías de los que se han ido. Y vaya si no se equivocaron, el nuevo gerente Juan Jiménez Carrasco, en su primera intervención ante la prensa, anunció que seguiría con el proceso de subasta de terrenos, previo saneamiento, por supuesto. Sin embargo, es la misma línea que seguía el ex gerente Edilberto Ñiquen Alarcón, lo que suena preocupante en la medida que el nuevo funcionario es consciente que la subasta realizada por su antecesor se encuentra observada por la Contraloría que ha anunciado, a través de su propio Jefe Nacional, que iniciaría una auditoria de cumplimiento sobre el acto de subasta realizado el año pasado “al caballazo”. En realidad resulta preocupante que se siga con la misma idea cuando se supone que la nueva gestión tenía que marcar la diferencia, por ello es que la congresista María Elena Foronda ha saludado la semana pasada que el Gobernador haya conseguido un financiamiento de 200 millones para Chinecas pero que, de acuerdo a la ley, se tiene que tener el pronunciamiento del consejo directivo y se debe informar a los gremios de Chimbote (llámese Santa) y Casma. Esperemos que se analice un poco más este tema en razón que de por medio se encuentra el futuro del proyecto irrigador, ya muchos años se han perdido con los anteriores Gobernadores y no se puede seguir en esta misma senda, más aun cuando se deja la impresión que solo les interesa “la carnecita” cuando hablan de más subastas.

HOJUELAS

Justo cuando el alcalde Roberto Briceño había anunciado que se iniciaría un nuevo proceso de compras de 36 mil kilos de hojuelas al haber fracasado el anterior proceso licitador, llegó la resolución del OSCE, que es el organismo del estado que supervisa las compras y licitaciones de las entidades públicas, mediante el cual resuelve las impugnaciones presentadas en el anterior proceso que fue anulado y virtualmente deja sin efecto esta nueva compra que fue acordada en sesión de concejo. Y es que el máximo organismo advierte irregularidades en el proceso licitador pero considera que no debe anularse sino que se debe adjudicar la buena pro al siguiente postor que resultaba afectado por las malas artes de los que quedaron en primer y segundo lugar. En efecto, ya el OSCE ha dejado expedito el camino para que el Municipio concrete la compra de hojuelas y ha determinado que se haga con el tercer postor pues tanto el primero como el segundo no garantizaban la calidad del producto y no se entiende como el comité de selección los había puesto en esos lugares. Lo curioso es que ya el pleno edil había dispuesto que OCI realice una investigación por la dilación de este proceso de compra que lo único que consiguió es que se paralice el abastecimiento a los diferentes comités, empero, ahora esta investigación no solo debe ser por la dilación sino por las irregularidades que ha detectado el OSCE y que a simple vista dejan entrever que habría un caso de colusión con empresas que no debieron ser beneficiadas.

ENEMIGOS

Las empresas deben poner especial cuidado cuando contratan a los vigilantes pues se trata de trabajadores que deben brindar una garantía de seguridad y deben carecer antecedentes que los pueden colocar como cómplices de otros maleantes. En el Desembarcadero Artesanal de Huarmey se ha detenido a tres de sus vigilantes cuando se encontraban robando nada menos que tres motores eléctricos y lo hubieran logrado de no haber sido por uno de sus compañeros que notó movimientos extraños de sus colegas y dio aviso por teléfono al jefe de Seguridad de la empresa que provee los vigilantes. Este, a sabiendas que algo malo ocurría, dio parte a la Policía y cuando llegaron los vigilantes choros ya se estaban fugando con el botín. Hay que evitar estos casos.

Facebook Oficial

Facebook Oficial