¡CUATRO DERROTAS AL HILO!

Deporte Local

Goleados y humillados:

• José Gálvez cayó 1 - 4 y confirmó su eliminación de la Etapa Nacional de la Copa Perú.
• No se le puede pedir peras al olmo.

Galvez

A estas alturas ya habían recibido los cuatro goles.

Adelantó su despedida. El elenco de José Gálvez FBC quedó eliminado de la Copa Perú al caer goleado por 4 a 1 ante el Deportivo Llacuabamba que se fue de Chimbote con los tres puntos en la penúltima fecha de la primera fase de la Etapa Nacional de la Copa Perú.

Tal como ha sido una constante en el cuadro galvista, ayer fue derrotado de local sumando su cuarta derrota consecutiva en el certamen donde apenas hizo un punto de 15 consumando su eliminación de la competencia en una pobre presentación que terminó decepcionando a los hinchas que se dieron cita ayer en el estadio Centenario.

La falta de precisión fue uno de los puntos más determinantes en este equipo que ayer volvió a caer en los errores que evidenció hace dos partidos atrás, y sumado a eso, la falta de poder ofensivo, era poco a lo que se podía aspirar, y muestra de ello fueron los visitantes los que tomaron las riendas del juego, sin ser demasiados vistosos, solo haciendo simple el traslado, inquietaron a la defensa chimbotana que una vez más evidenciaron falencias notorias.

Fue a los 5’minutos que los llacuabambinos golpearon primero luego de una jugada que nace por la izquierda, por donde apareció Trauco quien dejo en ficha a Herrera, sacó el centro al área, y por el primer palo apareció Dylan Cáceres para anticipar a Rojas Requena que no llegó a cerrar y solo le vio la espalda a Dylan que anotó a merced ante la tibia salida de Arroyo que esta vez estuvo muy metido en su arco.

Este gol fue casi lapidario para Gálvez, que le costaba mantener la pelota y mucho más, generar peligro en el arco contrario, porque no hubo precisión en el traslado, Charún siguió siendo el mismo de hace dos partidos, sin sorpresa ni explosión, mientras que todo el ataque se intentó recostar por el lado derecho buscando la asociación entre los Rojas (Bryan y Juan), pero solo fueron intentos, porque ni siquiera la pelota detenida se manejo bien, ni un solo centro bueno para los atacantes, la defensa de Llacuabamba se banqueteo con los centros que despejaron sin problemas, y la primera ocasión de peligro(43’ PT) la generó Bryan Rojas quien en una jugada personal se sacó a dos marcadores y mando el centro al área pero Emilio Gutiérrez la mando por arriba, fue lo más cerca que estuvieron de poder empatar en la primera etapa que se fue con la constante en Gálvez, error tras error, y muestra de ello fue la salida de José Herrera a mitad de la primera etapa para el ingreso de Fabio Rojas que en esta primera mitad paso casi desapercibido.

Para la segunda mitad, Campana apostó por el ingreso de Jeferson Rodríguez en reemplazo de Charún pero poco ayudó, ya que el equipo insistió en lo mismo, la única banda de ataque fue por el lado de Bryan, y sin variantes en ataque resultó demasiado previsible para el rival que se resguardo un poco, esperando tomar un segundo aire.

Llego el minuto 26’, y de una pelota parada nació el segundo gol de Llacuabamba que, a diferencia de los galvistas, tuvieron mejor criterio para aprovechar la pelota detenida, y un centro que fue al segundo palo, por donde apareció Milton Bermejo para anotar el 2 a 0 ante la mirada de los centrales galvistas que hicieron poco para tratar de marcar en su zona.

Con dos goles abajo la remontada era casi imposible, por las pocas ganas y compromiso que mostraron algunos jugadores, sumado al desorden que hubo en el campo, la mesa estaba servida para los llacuabambinos que 5’ minutos después, a los 31’ anotaron el tercero por intermedio de Fernando Ríos que aprovecho el desorden total del equipo, Celis dejo su posición y por ahí atacaron, pero la jugada nace por una mala entrega de Bryan Rojas, y luego Rojas Requena ni Castrillón alcanzaron a cortar a Ríos que aumentó la cuenta y que fue como una puñalada en el corazón de los dolidos hinchas galvistas.

Pero, para colmo de males, a los 33’ apareció el recién ingresado Yerson Pachas para anotar el 4 a 0 con un disparó que dejo parado a Arroyo quien parecía no entender lo que sucedía y solo atinaba a sacar la pelota desde el fondo de su arco ante un desconsuelo total porque la goleada dejaba enterrada la esperanza de seguir ilusionados con una remota clasificación, aunque antes del final Pedro Quijano descontó luego de una combinación entre Coco Chávez y Jesús Torres, pero de poco sirvió porque la suerte estaba echada, los llacuabambinos demostraron ser prácticos y efectivos, a pesar de terminar con 10 aprovecharon la crítica situación galvista que ahora solo le queda cumplir con el fixture terminando esta amarga aventura en la Etapa Nacional de la Copa Perú.

Alineaciones:

José Gálvez: 12. Jair Arroyo; 22. José Herrera(26. Fabio Rojas), 5. Emilio Gutiérrez, 4. Bruno Celis, 15. Juan Rojas; 8. Junior Castrillón, 6. Jesús Torres; 25. Pedro Quijano, 21. Luigui Suyón, 11. Bryan Rojas (27. Jorge Chávez); 20. Christopher Charun (18. Jefferson Rodríguez). DT. Favio Campana.

Deportivo Llacuabamba: 1. Miguel Ramírez; 6. Marlon Ruidias, 16. Félix Uculmana, 2. Jimmy Vásquez, 15. Irwing Martínez; 22. Milton Bermejo 24. Iván Mora(7. Yerson Pachas), 17. Dylan Honorato Cáceres, 10. Segundo Acevedo; 25. Javier Trauco(5. Carlos Gonzáles), 23, Fernando Ríos.

Facebook Oficial

Facebook Oficial