La primera crisis del gobierno del presidente Pedro pablo Kuczynski se registró con la denuncia a uno de sus asesores de gabinete, el medico Carlos Moreno que, valiéndose de su cargo y conociendo la materia de las atenciones médicas, urdía nada más y nada menos que desde Palacio de Gobierno negociados para sacarle provecho a los recursos del SIS, que es el seguro médico integral que asiste a los más pobres del país.

Moreno, aprovechando la confianza del Jefe de Estado, había conseguido persuadir a algunos colegas para que se emprendan programas de atención que se inflarían en lo que se refiere a las atenciones médicas y de esta manera se aprovecharían de los millones que ofrece el SIS, incluso, llegó a involucrar a una parroquia con la finalidad de otorgarle un sesgo social a las campañas que se pretendía emprender.

La denuncia estuvo contenida en un audio en el que se escucha al asesor presidencial conspirando para emprender estas acciones que él mismo calificó como “negociazo”, por lo que tuvo que ser destituido no solo del cargo de asesor presidencial que ostentaba sino de la Jefatura que mantenía en su puesto como médico especialista del Hospital Loayza de Lima.

Un caso similar o parecido se registró en nuestra ciudad y tuvo como protagonista al defenestrado ex Director de la Red Pacífico Norte, Lincoln Correa Zúñiga, quien fue varias veces denunciado en la corta trayectoria al frente de esta dependencia pública, una de las cuales respondía a un video en el que se le escucha dando instrucciones al personal de los centros asistenciales de salud.

Lo vergonzoso y descarado de este video es que las instrucciones del ex funcionario no estaban dirigidas a mejorar el servicio o para otorgar un servicio de calidad, sino que mostraban un sesgo delictivo pues exhortaba al personal a sacarle la vuelta al SIS, a registrar atenciones fantasmas con la finalidad de aprovechar los recursos que se asignan cuando se acredita una gran cantidad de atenciones médicas.

En realidad el vídeo es elocuente, se pone en evidencia que el funcionario trata de implementar una suerte de mafia al interior de los centros asistenciales con el objetivo de obtener beneficios económicos, todo lo cual, lo veía sumarse a otras denuncias que mostraban al ex Director como un elemento proclive a la trampa y la componenda.

Este vídeo generó reacciones de entidades de vanguardia en la fiscalización de los recursos públicos como la Defensoría del Pueblo que dirigió un documento a la Dirección Regional de Salud demandando la destitución del funcionario porque lo que hacía era distorsionar una acción sacrificada y transparente en el sector salud.

Inclusive, los hechos eran tan contundentes que poco antes de su cese el ex Director de la Red Pacifico Norte, Lincoln Correa se vio precisado a convocar a una conferencia de prensa en donde hizo alusión al contenido del vídeo que fue colgado en las redes sociales y de allí se difundió por los medios de comunicación, pretendiendo negar lo que todos los ojos de los chimbotanos habían visto y escuchado.

Correa Zúñiga trató de explicar que lo que exhortaba a los trabajadores de los centros asistenciales es que nadie se quede sin atención médica, es decir., que si una persona acude a atenderse acompañado de uno u otros dos familiares, lo que deberían hacer es atender también a estos acompañantes, lo que realmente resulta un despropósito.

El ex funcionario pretendía explicar sus maquinaciones con una coartada absurda porque a nadie se le ocurre que puede solicitar que se atienda a personas que estaban sanas, quienes acompañan a un familiar a una atención medica es para ayudarlo y apoyarlo en ese trance difícil por el que atraviesa, no acude porque se encuentra también enfermo, de ser ese el caso habría solicitado una cita médica, empero, no la necesita.

Entonces, como entender la justificación que esgrime el ex Director de la Red Pacífico Norte al señalar que lo que pedía en el vídeo no era que se consigne atenciones fantasmas sino que pedía que se atienda a todos los que acuden a la Posta de salud, incluyendo a quienes se encuentran totalmente sanos y solo llegan para acompañar a un paciente.

No cabe duda que la posición del exfuncionario ya era histriónica, más aun cuando trata de justificar la modalidad de los informes para que se haga de manera irregular, señalando que ese pasaje del video es solo un momento en que hablaba en tono sarcástico.

No cabe duda alguna que así como los chimbotanos nos mostraron incrédulos frente a las justificaciones cantinflescas del ex funcionario, lo mismo ocurrió con los altos funcionarios del Gobierno Regional que no demoraron ni siquiera 24 horas para disponer su cese inmediato del cargo porque un profesional así no puede mantenerse un minuto manejando recursos de naturaleza pública.

Lo curioso es que esa era la última denuncia que se había formulado púbicamente contra este ex Director de la Red Norte, poco antes había sido denunciado por la compra sobrevalorada de productos a empresas de otras ciudades cuando en nuestro puerto existen proveedores que están en condiciones de proporcionar el producto a menos costo y sin necesidad de costear fletes.

De la misma manera, nuestro Diario destapó el caso del ex Jefe de Logística que Lincoln Correa trajo a su gestión, descubriéndose que se trataba de un ex funcionario de la Municipalidad Provincial de Trujillo que se hallaba incurso en un escándalo de corrupción que estaba investigando el Ministerio Público de esa ciudad.

El caso era de por sí sumamente grave de tal suerte que teniendo en cuenta que cometió esos hechos cuando se desempeñaba como Jefe de Logística del Municipio trujillano, nadie podía entender cómo es que el Director Lincoln Correa lo había traído para desempeñar el mismo cargo en la dependencia del sector salud, era algo así como colocar al “gato de despensero” y por ello se vio precisado a destituirlo de inmediato.

En realidad desde un primer momento las actuaciones del ex Director de la Red Pacifico Norte nos dejaron una mala espina, dejaba en evidencia que sus actuaciones no eran nada transparentes y todo ello se puso de manifiesto cuando sale el vídeo en el que también deja sentadas las bases del negociazo que había llegado para implementar en el cargo.