Ordenan su ubicación y captura:

servidora judicial

Sala confirmó prisión preventiva contra Jhovanna Gutierrez Gonzales.

La Segunda Sala Penal de Apelaciones confirmó los 10 meses de prisión preventiva en contra de la servidora judicial, Jhovanna Esperanza Gutiérrez Gonzales (40), investigada por la presunta comisión del delito de tráfico de influencias.

En audiencia judicial que se resolvió después de dos horas de debate, los magistrados Daniel Vásquez Cárdenas, Mardelí Carrasco Rosas y Pedro Rodríguez Huayaney, ratificaron que la ex secretaria judicial Jhovanna Esperanza Gutiérrez Gonzales (40) no cuenta con arraigo laboral ni domiciliario, viene obstruyendo el proceso de investigación, los elementos de convicción en su contra son fundados y graves y principalmente, la posible pena a imponer estará por encima de los 5 años de prisión efectiva.

Los magistrados ordenaron la ubicación, captura e internamiento en el Penal de Cambio Puente de la ex servidora judicial Jhovanna Esperanza Gutiérrez Gonzales, también investigada por ODECMA por los mismos hechos.

Según la Fiscalía Anticorrupción del Santa, desde octubre del año 2016, Jhovanna Esperanza Gutiérrez Gonzales habría contactado a la hermana de un investigado por el delito de homicidio calificado, a quien le ofreció ‘apoyarla’ gracias a sus contactos con la magistrada Edith Arroyo Amoroto, quien vería la causa, a fin de que el procesado sea absuelto, ante lo cual por no poder litigar, le ofreció además la comunicación con una abogada que serviría para el propósito.

Fue así que la hermana del procesado se contactó con la servidora y le entregó en un primer momento 1800 soles para los gastos de defensa de la letrada contactada. Posteriormente la investigada habria solicitado, a nombre de una magistrada, la suma de 4 mil soles, con el objetivo de beneficiar al hermano de la denunciante en el proceso del cual posteriormente fue sentenciado a 18 años de cárcel efectiva por el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial.

Esto último, motivó que la litigante increpe a la exservidora los cobros ilegales y la denunciara ante la ODECMA por el delito cometido, además de comunicar el hecho a la Juez Edith Arroyo Amoroto, con quien acudió a ODECMA a denunciar los hechos que ahora se ventilan en la vía penal y disciplinaria.