Juez aprobó requerimiento acusatorio:

• Juan Carlos Guzmán Quiroz enfrentará en banquillo de acusados pedido de cadena perpetua.

• Fiscalía pidió cadena perpetua para asesino por cargos de feminicidio.

11-jul-500

Empresario Juan Carlos Guzmán Quiroz irá a juicio oral con pedido de cadena perpetua.

Tras el control formal y sustancial del requerimiento acusatorio donde se definieron todos los elementos de convicción y documentales recabadas en la etapa de investigación, finalmente el el juez del Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia del Santa ordenó que pase a juicio oral el caso del empresario neochimbotano que victimó a la madre de sus dos hijos de dos disparos en agosto del año 2016.

El Juez Luis Pérez Granados ordenó que dicho proceso pase a juicio oral, a fin de determinar la responsabilidad del empresario Juan Carlos Guzmán Quiroz (43), procesado por la presunta comisión del delito contra vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de feminicidio agravado. La pena solicitada por el Ministerio Público es de cadena perpetua y el pago de una reparación civil de dos millones de soles.

Según el Ministerio Público, la noche del 16 de agosto del año 2016, el procesado Juan Carlos Guzmán Quiroz (43) esperó que la fenecida empresaria Roció Castañeda Valera retornara a su vivienda de la Urb. Santa Rosa en el distrito de Nuevo Chimbote para abordarla, a fin de esclarecer el retiro de dinero que había efectuado de una cuenta de una conocida entidad bancaria.

Ambos acordaron conversar sobre su separación tras una presunta infidelidad, luego que la empresaria le quitara las acciones de los negocios que habían formado tras 18 años de convivencia, producto del cual tuvieron dos hijos. Sin embargo, una fuerte discusión en el interior del vehículo ocasionó que el investigado desenfundara su arma y tras disparar en el estómago a la madre de sus hijos, la victimó descerrajándole un proyectil en la cabeza para inmediatamente fugar hacia su vivienda.

Enterados del hecho, personal policial se dirigió a la zona del crimen y fue allí donde tomó conocimiento por el hermano del propio Juan Carlos Guzmán Quiroz, que este esperaba su captura en su domicilio, tras reconocer ante sus familiares que disparó a su compañera.

Tras oralizar sus fundamentos basado en que dicho crimen se produjo por líos económicos luego que la mujer descubriera una infidelidad y quitara todos los poderes económicos al procesado, el representante del Ministerio Publico aseguró que la pena que corresponde es la de cadena perpetua por el delito de feminicidio, ante lo cual el juez Luis Pérez Granados dispuso que dicho proceso pase a juicio oral para determinar la responsabilidad y pena concreta.

El pedido alcanza una reparación civil que superará los dos millones de soles correspondientes a la sustracción sistemática de dinero, lucro cesante, así como daño moral a sus hijos, de los cuales quedaría inhabilitado para ejercer patria potestad.