Siguen marginados en obra de UNS:

11-jul-701

Trabajadores de construcción denuncian discriminación.

Tras no encontrar soluciones al incumplimiento del acta firmada para distribuir de manera equitativa los puestos de trabajo en la obra de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional del Santa, obreros de los sindicatos de construcción civil federado e Isidoro Gamarra iniciarían una huelga de hambre en los próximos días.

Nuevamente llegaron muy temprano hasta el frontis de esta obra ubicado en el campus II de la UNS para exigir a los representantes de la empresa “Oriana” encargada de la construcción de este moderno edificio hacer cumplir el acta firmado junto al Ministerio Público donde se acuerda repartir entre los 7 gremios los cupos de trabajo.

El secretario general del Sindicato Federado de Construcción Civil de Chimbote y el Departamento de Ancash, Segundo Villacorta Paredes, señaló que el pasado viernes nuevamente se volvió a firmar un acta y volvieron acordar la repartición equitativa, sin embargo, el lunes llegaron a laboral y no fueron recibidos.

Asimismo, precisó que tras los representantes de la empresa se encontrarían los coordinadores Jaime Tolentino y Rufino García, quienes estarían vendiendo los puestos de trabajo, por lo que han decidido radicalizar sus medidas de reclamo con ollas comunes o una huelga de hambre.

El secretario general del Sindicato Isidoro Gamarra, Walter Ávalos Aurora, señaló que las reuniones y acuerdos donde participan autoridades, no están “sirviendo de nada”, por lo que junto a sus demás agremiados también participarán de esta drástica medida.

Indicó que la intervención del rector Sixto Díaz Tello y demás autoridades universitarias sería importante para solucionar el problema, debido a que es una obra ejecutada con un presupuesto destinado para las mejoras de esta casa superior de estudios.

De la misma forma, señaló que según han tenido conocimiento, la empresa no estaría respetando al expediente técnico, pues estaría utilizando con el material de construcción señalado, además que los trabajadores no tendrían los beneficios señalados por la ley.