DIVISIÓN DE PENALES DE LA POLICÍA TAMBIÉN TIENE RESPONSABILIDAD EN FUGA DE “GORO”

Noticias Locales

Verdad comienza a salir a la luz:

división de penales de la policía

Rubén Moreno Olivo, alias “goro” y una fuga bien calculada.

La División de Seguridad de Penales de la Policía Nacional también tiene responsabilidad en la fuga de Rubén Moreno Olivo, alias Goro, porque estando con arresto domiciliario, no tuvo custodia policial adecuada (presunto acto de corrupción) para fugar el 19 de junio.

Ello, tomando en cuenta que en el sistema nacional del registro penitenciario del INPE en Lima, no figuraba la condena de 25 años de prisión efectiva contra Rubén Moreno Olivo, alias Goro. Aun así, no podía fugar porque se suponía cumplía arresto domiciliario tal como lo ordenó el Juez Richard Concepción Carhuancho, quien hizo la advertencia de esta medida, siempre y cuando no cuente con una sentencia condenatoria vigente.

LA HISTORIA DE CORRUPCIÓN

El 7 de junio, el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional (expediente 347-2015), a cargo del Juez Richard Concepción Carhuancho dispuso la libertad de Rubén Moreno Olivo, alias Goro y su detención domiciliaria, precisando en su resolución que eso se debía ejecutar “siempre y cuando no tenga proceso pendiente con mandato de detención o sentencia a pena privativa de libertad efectiva pendiente de cumplimiento”.

La medida fue dispuesta al vencer el plazo de 18 meses de prisión preventiva contra ‘Goro’ por el homicidio de Hilda Saldarriaga, testigo clave del primer atentado contra Ezequiel Nolasco, en julio del 2010, en el que pereció su hijastro, Roberto Torres Blas.

En el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) nadie se preocupó por verificar la real situación de los antecedentes judiciales de ‘Goro’. En este momento entra la participación de la Policía Nacional. El INPE le pide a la PNP que verifique si el domicilio consignado por Moreno Olivo reúne las condiciones de seguridad para que cumpla con el arresto domiciliario.

El 10 de junio, la PNP hace la verificación y da el visto bueno. El 12 de junio queda todo listo para la salida de ‘Goro’, pero las coordinaciones con la custodia policial sufren un retraso y recién el 13 sale del penal de Piedras Gordas para cumplir con el arresto domiciliario en el Jr. Azángaro 1045 – Lima.

Ese día, entre las 3 y 4 p.m., las autoridades del INPE ponen a ‘Goro’ a disposición de la División de Seguridad de Penales de la Policía Nacional para el cumplimiento de la orden judicial.

Fuentes del INPE aseguran que solo cumplió seis días de arresto domiciliario y desde el 19 está en calidad de prófugo de la justicia. Una vez que sale del penal, el detenido queda en custodia de la Policía en Lima, por lo que esa institución también tiene que pronunciarse ya que está seriamente comprometida con la fuga.

Facebook Oficial
UNS