EDITORIAL: ::: PREVISIBLE RADICALIZACIÓN :::

Editorial

Muchos pensábamos la mañana de ayer que el anuncio principal del presidente de la República, en sus acostumbradas conferencias de prensa en la que informa las medidas que adopta su régimen para hacer frente al coronavirus, estaba relacionada a la disparada de fallecidos que se observó en la estadística que maneja el Ministerio de Salud respecto a esta terrible enfermedad.

Ello porque cuando todos aspiramos a que de una buena vez la curva de crecimiento de esta terrible enfermedad comience a llegar a su pico mas alto e inicie un descenso paulatino, sin embargo, nos encontramos con un informe que es lamentable para las expectativas de todos los peruanos.

Seis personas mas dejaron de existir según el informe oficial del MINSA, con lo cual se elevó as 24 fallecidos, y eso nos puso la piel de gallina, inclusive, el numero de contagiados se incremento hasta 950, lo que representa 98 mas de la víspera.

Sin embargo, este repunte tiene su correlato en la víspera, en el domingo en que no hubo conferencia del presidente y el Minsa informó a los medios que el nímero de personas contagiadas se había elevado repentinamente a 852, lo que quería decir que había aumentado en 181 en solo 24 horas, cifra que no tenía precedente en la estadística diaria que se presenta en nuestro país.

Sin embargo, pese a lo alarmante de las cifras, el Jefe de Estado y su gabinete se mantenían algo tranquilos, no se desesperaron en la medida que el porcentaje de contagiados se mantenía sobre el 6% que han establecido los técnicos como una cifra manejable ante esta pandemia.

Y es que si vemos lo que sucede en otros países, en realidad no existe punto de comparación con nuestro país, empero, ello no debe motivarnos a ver en los problemas de otros una suerte de consolación, pues el trabajo que realizan nuestros médicos, enfermeras y las autoridades sanitarias del país es realmente encomiable.

Pero si se analizan estas cifras, se advirtió que el repunte de los contagios se observó en regiones como Piura, Lambayeque y, sobretodo, Loreto, tres circunscripciones del país, en donde los reportes del Ministerio de Defensa y de la Policía Nacional señalaban que, junto a La Libertad, eran los lugares en donde más se desacata la orden de aislamiento social obligatoria.

En otras palabras la población de estos lugares nol acata la cuarentena y cientos de personas salen de sus hogares a realzar diversas actividades exponiéndose de manera temeraria no solo a un posible contagio que le afecte su salud, sino que va a perjudicar a los demás que debido a esta repudiable actitud solo va a contribuir a que el virus se propague y siga perjudicando a nuestros connacionales.

Esto no es justo que, mientras la gran mayoría de peruanos hace un esfuerzo descomunal para respetar las reglas del juego y se mantiene en sus hogares todo el tiempo posible, que solo sale para acudir a la tienda, el mercado o las farmacias y hospitales que son los únicos destinos que están autorizados, hay cientos de irresponsables que siguen saliendo a las calles, a los que poco o nada les interesa la salud del país.

Por ello es que la mañana de ayer el Presidente ha anunciado la ampliación de régimen del Toque de Queda nacional que se iniciará dos horas antes de la prevista, es decir, que la inmovilización nacional entrará en vigencia desde las 6.00 de la tarde y concluirá siempre a las 5.00 de la madrugada.

Inclusive, se ha dispuesto que en cinco regiones del país, como son Piura, Tumbes, Lambayeque, La Libertad y Loreto, este toque de queda se iniciará a las 4.00 de la tarde, como una suerte de castigo para quienes no han respetado el aislamiento social y se han mostrado de lo mas imprudentes al abandonar sus hogares sin justificación alguna, dándole la espalda al país en su esfuerzo por detener el COVID 19 que es una amenaza para todos.

Ya el presidente de la república estaba advirtiendo a esta gente intrépida que de mantener esa suerte de rebeldía absurda y chocante, se emitirían disposiciones mas drásticas en la medida que el gobierno está haciendo un enorme esfuerzo para sostener esta cuarentena estableciendo bonos de subsidio para sectores de pobreza y extrema pobreza, para los trabajadores independientes, para los trabajadores de empresas que se encuentran en planilla y hasta entrega de canastas familiares para amenguar el efecto de la cuarentena en las familias más necesitadas.

De allí que nos encontramos ante una previsible radicalización de las medidas que se han establecido para frenar el avance del coronavirus, todo indica que el Perú camina por el camino correcto, que no ha permitido que la indiferencia y la soberbia que han puesto de manifiesto otros países ante esta enfermedad, nos tenga con cifras sobrecogedoras como hay en este momento en Italia, España, Alemania y ahora en Estados Unidos.

“Justos seguimos pagando por pecadores”, empero, es momento de respaldar estas medidas porque lo único que hacen es garantizarnos la vida, proteger a nuestros niños, madres y sectores vulnerables. No hay que doblegarnos y agachar la cabeza ante este virus mortal, hay que demostrarle que aun habemos peruanos que buscamos que erradicarlo por completo de nuestras vidas.

UTP
Facebook Oficial