Otra advertencia de OMS:

OMS

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

GINEBRA.- La pandemia de coronavirus está aún lejos de su final, según ha advertido ayer lunes el director general de la Orgnización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Todos queremos que esto termine. Todos queremos seguir con nuestras vidas. Pero la dura realidad es que ni tan siquiera estamos cerca del final. Aunque muchos países han hecho algunos progresos a nivel global, la pandemia de coronavirus en realidad se está acelerando”, ha recalcado Ghebreyesus.

Seis meses después que China alertara por primera vez a la OMS de la nueva infección respiratoria se ha alcanzado la impactante cifra de diez millones de personas contagiadas y medio millón de fallecidos. “La mayoría de las personas siguen estando expuestas, el virus todavía tiene mucha capacidad de movimiento”, ha afirmado.

El jefe del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, ha señalado que se han hecho enormes progresos para encontrar una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección, pero que aún no hay garantía de que el esfuerzo tenga éxito.

En apenas cinco días se ha acumulado un millón de nuevos casos de coronavirus

Mientras tanto, los países deben combatir la propagación de la enfermedad mediante tests, aislando a los casos confirmados y rastreando sus contactos, ha recalcado. Ryan ha destacado la labor de Japón, Corea del Sur y Alemania por su “estrategia integral y sostenida” contra el virus.

Los datos de la OMS apuntan que los casos confirmados de COVID-19 en el mundo han superado oficialmente los diez millones. En apenas cinco días se ha acumulado un millón de nuevos casos, lo que muestra hasta qué punto la curva de infecciones sigue ascendiendo con los focos más graves localizados en India, Estados Unidos y Brasil.

En la última semana se han roto récords consecutivos de casos diarios, llegando a registrarse 191.000 casos en una sola jornada.

Varios focos infecciosos se están expandiendo rápidamente y preocupan a los responsables de la OMS, como el que se registra ahora en la región del Mediterráneo oriental, donde los casos han superado el millón.

Esta región genera una preocupación particular por ser escenario de algunos conflictos armados de proporciones, como los que afectan a Siria, Yemen y Libia, lo que ha causado que sus infraestructuras hospitalarias y sistemas sanitarios en general sufran de enormes carencias. (AFP)

alt