Noticias Locales

EXTRAÑOS Y CONTRADICTORIOS MENSAJES DEJÓ ÚLTIMA MARCHA “NI UNA MENOS”

No promueven igualdad que reclaman:

21-ago-extr

La movilización de NI UNA MENOS desarrollada con éxito en nuestra ciudad ha constituido por segundo año el avance de la lucha por el respeto de los derechos de la mujer y el rechazo a los actos de violencia en su contra teniendo como detalle excepcional de la jornada la ausencia de personajes públicos ávidos de protagonismo mediático.

Esta manifestación en las céntricas calles de la ciudad tenía por finalidad, precisamente, el de rechazar todo tipo de violencia contra la mujer en aras de aspirar una sociedad con igualdad de género y equidad en las oportunidades de realización en la vida.

Sin embargo, para algunos ha pasado desapercibido ciertos mensajes subliminales de provocación y confrontación que no debieron haberse hecho presente si es que realmente se busca lograr una sociedad en igualdad.

Una de ellas fue la teatralización del abuso machista contra la mujer lo que no tendría nada de raro de no ser por el subliminal mensaje que desearon transmitir del que nadie aparentemente se dio cuenta. Fue una joven la que personificó a una mujer maltratada y un joven quien la maltrataba, sin embargo, éste último por la vestimenta que llevaba puesta  personificaba a un sacerdote. Vestía un alba (túnica)  de color negro, un cordón a modo del cíngulo atado a la cintura, la estola de color rojo y sobre la cabeza el solideo una especie de gorro, también de color rojo.

Algunos transeúntes se percataron de ello y les llamó la atención esta teatralización que en definitiva transmitía el mensaje que la iglesia maltrata a la mujer.¿? ¿Estará de acuerdo con ello Víctor Mendoza Barrantes representante de la Comisión de Justicia Social que pertenece a la Diócesis de Chimbote y que participó en esta movilización?

Otra muestra evidente de provocación fue un cartel llevado por una joven y en el que se leía la frase “más feminismo, menos machismo”. ¿No es que se aspira la igualdad de género?. 

Conciente o inconciente, estas muestras de clara provocación no demuestra sino el alejamiento de los verdaderos fines que se persigue ¿acaso motivado por grupos radicales?