Entrevistas

“DEBUT DE LA TERCERA GENERACIÓN MARCA EL INICIO DE UNA NUEVA HISTORIA DEL DIARIO DE CHIMBOTE”

Alejandro Cerna Huerta:

Entrevista:

CARLOS CARPIO LA ROSA

Para los periodistas no existen secretos. Aún cuando se trata de un acuerdo de familia, con todo el derecho a mantenerse en discreta reserva, la noticia no dejó de trascender en el círculo de quienes tenemos el privilegio de considerarnos cercanos colaboradores del Diario de Chimbote. Wilfredo Peláez Solís (23), hijo de Wilfredo Peláez Olórtegui y nieto de don Wilfredo Peláez Gularte, acaba de asumir hace un mes la representación legal de la empresa que edita el DIARIO DE CHIMBOTE.

Pero eso no es todo. Joaquín Peláez Abrill (22), hijo de Carlos Peláez Olórtegui y quien ya venía haciendo fotografía desde hace dos años, tiene a su cargo desde enero del presente año el departamento clave de diseño gráfico.

Con la incorporación de Willy III y de Joaquín a los avatares que representa la edición del diario, se cumple la regla de oro de toda empresa familiar que se precie de serlo y de demostrarlo.

En una reciente conversación con nuestro colega Alejandro Cerna Huerta, el tema no pudo pasar por desapercibido. Por el contrario, fue algo que nos propusimos resaltar con todo la significación que ello conlleva y amerita.

¿Qué te parece este nombramiento?

Que por lo pronto dos de los nietos de don Wilfredo Peláez Gularte se hayan incorporado “con zapatos y todo” al diario fundado por su abuelo, es algo sencillamente extraordinario. Significa que la tercera generación ya puso el primer pie en el estribo. Y eso es algo que muy pocas empresas familiares logran hacer realidad. Más de los días vemos que muchas de estas empresas se extinguen con la partida del fundador. Pero eso no sucede con el DIARIO DE CHIMBOTE, considerado no solamente el decano sino también el buque insignia de la prensa escrita regional.

¿Quiere decir, entonces, que aquí se cumple la regla de oro del relevo generacional?

Asi es, actualmente el diario es conducido por la segunda generación, es decir los hermanos Peláez Olórtegui. Como podemos ver,  ellos se han encargado no solo de mantener sino también de consolidar el liderazgo que heredaron de su padre. El ingreso de la tercera generación, con nuevas ideas, nuevos proyectos y el apoyo de nueva tecnología, es la mejor garantía para la continuidad del diario.

No en vano estamos hablando de los herederos directos de Wilfredo Peláez Gularte.

Ha quedado probado que don Willy, con mucha inteligencia, supo transmitir a sus hijos el amor y la identificación con el periodismo que se complementa con la capacidad de liderazgo que exige esta sacrificada labor. Pero nada de esto hubiera sido posible si no fuera por la unidad familiar que don Willy cultivó en todo momento. Y están los frutos.

Por las causas que todos conocemos, este 34 aniversario no será celebrado como se merece.

Pero eso no resta la significación. Permíteme hacer llegar mi felicitación a todos los miembros de la familia Peláez, empezando por nuestra querida señora Paula. De igual modo, un abrazo especial a Javier, amigo y colega, ex compañero de las aulas universitarias. Qué grato que esta celebración coincida con el comienzo de una nueva historia que será escrita por los miembros de la tercera generación.

ALEJANDRO CERNA HUERTA              

*Periodista y abogado

*Past Presidente del Consejo Regional de Decanos de Colegios Profesionales.

*Director del programa televisivo Testimonio.