Opinión

Pido la Palabra: LAPADULA Y PIZARRO

Ricardo Miranda Tarrillo

Montreal 6 Marzo 2016

Lapadula era un apellido raro en nuestro medio futbolístico hasta que se puso en circulación cuando Ricardo Gareca, el DT. De la Selección Peruana de Fútbol puso el nombre sobre el tapete, pidió a la Federación los pasajes para viajar a Italia y ver en acción a un jugador peruano italiano apellidado Lapadula que, según el decir de algunos enterados, era un delantero muy efectivo en la Segunda División de la Liga Italiana. En todos los partidos anotaba goles y en algunos casos, anoto 3 sin mucho esfuerzo. Seguramente Gareca pensó que un delantero como este sería importante para nuestra selección.

Pero ocurrió que Lapadula, enterado de los proyectos de Gareca con él, hizo pública una carta de agradecimiento y de renuncia a la posibilidad de una convocatoria hasta mediados de temporada, cuando tal vez estuviera en mejores condiciones físicas que ahora. La carta, publicada a través del internet, dejo a Gareca con los proyectos en la mano y no le quedó otra que esperar hasta julio para ver si era posible ponerlo a prueba en nuestra selección.

Lo cierto es que la incorporación de este jugador italiano peruano promovió algunos debates entre quienes estaban de acuerdo con la posibilidad y otros que no admiten la convocatoria de un extranjero cuando en casa tenemos jugadores jóvenes a la espera de una oportunidad para vestir la casaquilla nacional. El debate no se ha extendido porque la mayoría sabe muy poco sobre lo que sabe hacer Lapadula en la cancha, y en cambio celebran los goles anotados por Claudio Pizarro con la casaquilla del Werder Bremen en Alemania, donde aparece con una buena cuota de goles.

Algunos, como siempre, consideran que un delantero de 38 calendarios como Claudio, tiene pocas posibilidades de ser útil en una selección como la nuestra, que debe hacer frente a equipos de incuestionable poderío como son los que debe enfrentar  en la Copa Centenario, llamada así por ser una edición especial de la Copa América y en las eliminatorias de clasificación al Mundial de Rusia 2016. Y ante tal expectativa, es mucho más esperanzador contar con un delantero hecho y derecho como Claudio y no ceder a los experimentos con jugadores que no tienen la menor idea de lo que es nuestro fútbol.

Es bueno anotar que esta temporada es favorable a Pizarro porque está anotando goles como cancha y eso se considera que es suficiente carta de presentación para ser incorporado a nuestra selección. Vale la pena recordar que en las ultimas temporada, Claudio asistía a los partidos de su equipo y los miraba desde la banca de suplentes, porque su contrato tenia vigencia es verdad pero su avanzada edad no encajaba en la velocidad del campeonato alemán.

Ahora resulta que Claudio está anotando goles como cancha y se ha convertido en una de las estrellas del torneo alemán, que es exigente  sobre todo con los delanteros, y que sin duda será un gran acompañante de Paolo Guerrero, goleador pero necesitado de alguien que sepa cómo se juega el balón en el área contraria. Y ese jugador, claro, es Pizarro. Todas estas posibilidades están en juego y Gareca sabe que tiene que optar por lo seguro, es decir, los jugadores peruanos, y dejar para otras ocasiones a extranjeros como Lapadula. Tampoco se trata de desestimar las opciones que ofrece el ítalo peruano pero habría que verlo con el equipo de la franja roja, combinando con jugadores peruanos por primera vez, una prueba muy exigente para cualquier jugador, mucho más para quien viene por primera vez a nuestro medio, procedente del Viejo Continente.

Lapadula ha dicho que guarda un afecto especial por el Perú porque su mamá que es peruana, siempre le ha conversado sobre nuestro país y eso le ha permitido desarrollar afectos que en su caso tendría que trasladar a la cancha. Por lo pronto no será convocado  pero, tal como ha manifestado Gareca hay bastante fútbol por delante y habrá oportunidad de ver lo que sabe y puede hacer Lapadula. Entre tando, Pizarro tratará por todos los medios de repetir su excelentes actuaciones en Alemania y contribuir con su goles a los éxitos de nuestra selección.

Porque, sin la menor duda, es el delantero que está necesitando nuestro plantel ahora que los torneos internacionales comprometen al futbol peruano a repetir éxitos de los últimos tiempos. Que así sea….